Inauguración de la nueva EDAR de Segovia

 

 La nueva Edar de Segovia utiliza tecnologías punteras en el tratamiento de las aguas residuales. Las obras, diseñadas para optimizar los procesos, el consumo de energía y la calidad de los vertidos de agua tratada al Eresma, han consistido en la remodelación de las instalaciones de pretratamiento (antes descubiertas), la rehabilitación de los depósitos de hormigón aprovechables , la mejora de los equipos electromecánicos, la construcción de un edificio cerrado y la instalación de un sistema para minimizar los olores en todos los procesos.
También son nuevas las instalaciones de decantación primaria, y han sido remodeladas y ampliadas las del proceso del reactor bilógico (los depósitos donde se eliminan el carbono, el nitrógeno y el fósforo - los nutrientes que favorecen la eutrofización del río - mediante bacterias), así como las de decantación secundaria. El proyecto ha incluido una nueva linea de tratamiento, almacenamiento y evacuación de fangos con capacidad para todos los lodos que produce la depuradora, que tras su deshidratación final son transportados en camiones para su uso en agricultura como abono o para llevarlos al vertedero.
La planta "incorpora las las últimas tecnologías de depuración", semejante a la que utilizan grandes ciudades españolas en el nivel de tratamiento secundario, y la diferencia con las que aplican ya el novedoso tratamiento terciario es que este permite que los efluentes que se devuelven a los ríos sean de un agua de mayor calidad.
Una de las novedades de la Edar es que aprovecha el gas metano que se genera en el proceso de fermentación y secado de los lodos y que es almacenado en un gasómetro. El biogás se utiliza para alimentar un sitema de cogeneración de enregía eléctrica de hasta 305 kilovatios, lo que supone alrededor del 40% del total del consumo de electricidad de la Edar, que es de entre 800 y 900 kilovatios.
Algunos datos:
147.920 habitantes equivalentes es la población diaria para la que tiene capacidad de tratamiento la Edar de Tejadilla, con un horizonte de uso de 25-30 años. Trata las aguas de Segovia, La Lastrilla y San Critóbal de Segovia y los polígonos de El Cerro y Hontoria. La capacidad de las nuevas instalaciones permiten tratar de media 41.280 metros cúbicos de aguas residuales al día.
21,6 millones de euros es la inversión total de las obras. Han sido financiadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente con fondos de cohesión de la Unión Europea a través de la sociedad estatal Acuaes, y el Ayuntamiento de Segovia.


Inauguración de la nueva EDAR de Segovia